lunes, 18 de julio de 2011

ÉRASE UNA VEZ...

Contar historias ha sido, desde el principio de los tiempos, uno de los entretenimientos favoritos del ser humano. Ya en los albores de la humanidad, el hombre de las cavernas se sentaba ante el fuego, y rodeado de su progenie, bajo la luz de la luna, narraba, mediante gestos y pantomimas, las fantasías y aventuras que iba inventando para ellos. Todavía hoy, en pleno siglo XXI, en mitad de la mayor revolución de las comunicaciones, de la más importante transformación en la forma de acceso a la cultura, al conocimiento y al ocio, contar historias o sumergirse como espectador en ellas, sigue siendo el mejor pasatiempo de la humanidad. Impresas en papel o en ebook; proyectadas en celuloide en una pantalla de cine o mediante tecnología digital; con vídeo o con ipad; seguiremos llenando nuestras vidas con las aventuras de Ulises, el doctor House, Don Quijote o el profesor White.  Aún no se ha inventado nada mejor, y  francamente, dudo mucho que llegue a inventarse algún día. Podrán ampliarse, diversificarse y ramificarse en progresión geométrica hasta el infinito, los diferentes medios, formatos o profesiones asociadas a la vocación de contar historias, pero en el fondo de todas ellas, permanecerá, siempre,  la misma esencia: el hombre de las cavernas, bajo la luz de la luna, sentado ante fuego y rodeado de su progenie, jugando a olvidarse, por un segundo, de su pequeña y ridícula porción de realidad, para convertirse,  por unos instantes, en Dios.

Por mi parte, no puedo imaginarme una suerte mejor que seguir contando historias en los diferentes formatos, tonos y estilos, que mi imaginación y el -siempre difícil de conseguir- presupuesto, me lo permitan.

3 comentarios:

  1. Qué bonito, snif, snif. Lo que pasa es que ya me los he visto todos ¿Para cuándo el próximo?
    PD: ¿Tú crees que el Presi se habrá acordado de poner algo en la huchita para ayudar a los jóvenes directores? ;)

    ResponderEliminar
  2. El próximo viene en camino, y espero que sea un niño muy guapo. En cuanto a la PD, parece que en estos meses ha quedado resuelta tu pregunta. Va a ser que no.

    ResponderEliminar
  3. Sí, tu público desea verte en acción porque tu cine y teatro llegan al corazón y luego, a la cabeza.

    ResponderEliminar